miércoles, 27 de abril de 2016

Como llegue a odiarlo, dios...