martes, 31 de enero de 2017

Sobre PETA, la carta y demás...



Bueno... A estas alturas todos os habréis enterado, pero por si quedase algún despistado, os resumo. PETA (People for the Ethical Treatment of Animals, por sus siglas en inglés) se dirigió ayer a GW afirmando que las miniaturas que portaban pieles de animales eran un reflejo de la crueldad contra los animales, que incitaban y imbecilidades, y me reafirmo, IMBECILIDADES varias. En un principio se dijo que era fake, pero nada mas lejos de la realidad, hasta PETA hizo un comunicado en su pagina oficial. El documento podéis leerlo AQUÍ.

Bien, seré breve, mi relación con el mundo animal es fraternal y probada, de hecho todos aquellos que me conocen pueden atestiguarlo, y colaboro habitualmente con protectoras y organizaciones tanto de obra como económicamente. Mi mejor amigo desde hace mas de doce años es mi fiel Netón, compañero de desventuras, aventuras y los momentos clave de mi vida. Dejando todo esto claro, y para evidenciar que no frivolizo con el tema, no se me ocurre imbecilidad mayor que el hecho de protagonizar tan ridícula -y si me lo permiten los lectores, totalmente oportunista- queja/sugerencia. Una llamada de atención infantil a sabiendas de que por su propio absurdo se iba a hacer polémica al respecto, consiguiendo así que se hable del tema. Pues bien, seré escueto y claro:

 Señores de PETA, harían bien en preocuparse de las desgracias que acometen, por desgracia, a ciertos grupos animales en la realidad, y olvidarse de lo que ocurre en un mundo imaginario y fantástico.