lunes, 28 de julio de 2014

Lugares: Colmar (Francia)


Capital del departamento del Alto Rin, dentro de la región de la Alsacia, este encantador pueblecito es uno de los más bonitos de Francia. Debido a su cercanía con la frontera alemana, muchos de los edificios del casco históricos se hicieron siguiendo un estilo gótico alemán que hoy es su mayor seña de identidad. Visitar Colmar especialmente en Navidad, hace que te traslades a un cuento de fantasía y color.
Historia de Colmar:
Los orígenes de Colmar se remontan a la prehistoria, cinco mil años antes de Cristo, se tenía constancia de asentamientos en esta zona a orillas del río Rin. Los romanos y los germanos lucharon duramente por estas tierras ya en nuestra era, pero finalmente fueron los francos quienes ocuparon el territorio en el siglo V.


Bajo el mandato de los carolingios, Colmar se desarrolla al comienzo de la Edad Media, hasta alcanzar el estatus de Ciudad Imperial en 1266. La región de la Alsacia se creó en 1342 por orden de Carlos IV, pasando Colmar a formar parte de ella en 1354.
A comienzos de la Edad Moderna, choca la Reforma Luterana proveniente de Alemania con el cristianismo imperante en la región, aunque consiguieron aguantar medio siglo más que ciudades vecinas como Estrasburgo, finamente el luteranismo fue introducido en Colmar en 1575. El final de la Edad Moderna fue convulso en la ciudad, vivieron la Guerra de los Treinta Años y la Guerra Holandesa, esta última acabó poniendo a la ciudad bajo el protectorado del rey de Francia.



La peor contienda vivida en Colmar fue la Guerra Franco-Prusiana que comenzó en 1870, gran parte del patrimonio histórico de las ciudades de la región fue destruido durante los bombardeos. Con el Tratado de Frankfurt firmado en 1871, Francia cedió el control de la Alsacia a Alemania, dando por finalizada la guerra.
Después de la Primera Guerra Mundial, Francia recuperó el control de Colmar y toda la región, durante la Segunda Guerra Mundial los alemanes ocuparon la zona, pero legalmente la Alsacia siguió perteneciendo a los franceses. El 2 de febrero de 1945, Colmar fue la última ciudad alsaciana en ser liberada del control nazi.
Actualmente es una ciudad que vive principalmente del turismo, sus pintorescas calles y el famoso Museo Unterlinden que es uno de los más visitados de Francia, hacen que sea el destino elegido por millones de turistas cada año.
Qué ver en Colmar:
Entre los lugares más pintorescos que se pueden visitar en Colmar se encuentra la Pequeña Venecia, un barrio de casitas tradicionales alsacianas que se ubican a lo largo de la orilla del río Launch. La mejor forma de recorrerlo, un tranquilo paseo en barca.
Otro barrio imprescindible de Colmar es el Distrito de la Pescadería, llamado así porque aquí se instalaron los pescadores de la ciudad. Sus casitas de colores con un entramado típico de madera, es de lo más pintoresco que podemos ver.
Para terminar con los barrios, tenemos el Distrito del Curtidor, como en el caso de los pescadores, lleva ese nombre por el oficio de las personas que se instalaron en este barrio. Estas casas destacan especialmente por su entramado de madera, en este caso siempre sobre fondo de color blanco.
Además de los barrios, entre los lugares de interés encontramos numerosos edificios con una arquitectura tradicional que los hacen especiales:
-Casa Pfister, es el primer ejemplo de arquitectura renacentista en la ciudad, fue construida en la primera mitad del siglo XVI por el sombrerero Ludwig Scherer, por sus impresionantes frescos está considerada la casa más bonita de Colmar.
-Casa Koifhus, este edificio construido a mediados del siglo XV, albergaba la antigua aduana de la ciudad, siendo el mayor edificio civil de Colmar en aquella época.
-Casa de las Cabezas, una edificio de principios del siglo XVII que debe su nombre a las 106 cabezas que decoran su fachada, coronado la casa se encuentra la estatua de un tonelero que fue añadida en 1902, cuando se instaló aquí la compañía de vino Exchange.
-Casa de la Policías, este edificio que adorna la céntrica Plaza de la Catedral, comenzó siendo el ayuntamiento de la ciudad y más tarde el puesto de guardia de la policía. Fue construida sobre las ruinas de la Iglesia de San Martín, de la que hoy sólo se conserva una cripta declarada Monumento Histórico.
-Casa Adolfo, otro edificio mítico de la Plaza de la Catedral, fue construida a mediados del siglo XIV, por lo que se considera la casa más antigua de Colmar, su fachada de estilo gótico alemán fue declarada Monumento Histórico.
En otro apartado tenemos los edificios de carácter civil, podemos ver gran cantidad de construcciones religiosas que destacan en las pintorescas calles de Colmar:
-Colegiata de San Martín, es el mayor edificio religioso de la ciudad y una de las mayores iglesias góticas de la región.
-Iglesia de San Mateo, fue construida en el siglo XIII por los franciscanos, pero con la Reforma Luterana de finales del siglo XVI, la iglesia pasó a manos de los protestantes. Gracias a su impresionante acústica, aquí se celebra cada año el Festival Internacional de Música de Colmar.
-Convento de los Dominicos, la parte más antigua del edificio es el claustro que data del siglo XIII, después de la Primera Guerra Mundial pasó a ser la Biblioteca Municipal, albergando más de 1.200 manuscritos, el más antiguo del siglo VIII.
Algo que no podemos olvidar en nuestra visita a Colmar, es hacer un recorrido nocturno por las calles de la ciudad. Dentro del programa la Magia de las Luces, se ha diseñado un entramado de luces que decoran y hacen todavía más destacable si cabe, la belleza de este lugar.