domingo, 8 de junio de 2014

Leyendas de los videojuegos: Polybius



Polybius, la recreativa maldita








No todas las leyendas urbanas tienen por qué ser divertidas, entrañables o simplemente fantásticas. Empezamos por una que es especialmente negra, lo bastante como para que incluso hoy en día cuando su nombre sale  a relucir no podamos evitar el sentir un cierto desasosiego. En el frío invierno de 1981 -que mejor época para montar una máquina como Polybius- apareció dicha recreativa en diversos salones arcade de la ciudad de Portland en Oregón, en partes de Oklahoma y según afirman muchos, también en el norte de California. Eran tiempos donde los videojuegos estaban empezando a despegar a todos los niveles, un período donde cada semana  se cambiaban parte de las máquinas de los salones recreativos y donde cientos de jóvenes se reunían para ver las últimas novedades. El lugar ideal para experimentar con ellos. Según se cuenta, Polybius fue creada por una compañía llamada Sinneslöschen. El nombre aunque no tiene traducción exacta, sí parece ser alemán, donde Sinn se podría traducir como 'sentidos o pensamiento' y löschen como 'extinción o privación'. Vamos, así a ojo el nombre ideal para una compañía, 'Privación de los Sentidos S.A.' o el aún mejor 'Extinción del pensamiento S.L.'. Suponemos que los creadores debían  confiar en que nadie sabría alemán ya que,  ¿Quién pondría dinero en una recreativa cuyos creadores tenían semejante nombre? Nos cuesta imaginarnos a alguien saltándose una clase para decirle al amigo de turno: 'Venga vamos a echar una partidilla a la máquina esa de los de privación del pensamiento', '¿y es segura?', '¿Por qué lo dices?'. Cuesta.
Realmente si nos ponemos a analizar lo que podía provocar la dichosa recreativa da un poco de miedo. La gente que jugaba se exponía directamente a perder la memoria, nauseas, epilepsia, migrañas o despertarse de madrugada a causa de terribles pesadillas. Polybius podía borrar de tu mente información básica, como el camino de regreso a tu casa o los nombres de tus familiares más cercanos.  Otras de las lindezas que provocaba era la de ver fantasmas o emitir mensajes subliminales del tipo 'no debes pensar' o 'no debes cuestionar la autoridad del gobierno', lo que aseguraba que cuando regresabas a casa -si encontrabas el camino- tuvieras un buen lavado de cerebro.  Para aumentar la tenebrosa leyenda del juego, dicen que se veía por las mismas salas donde se encontraba, a los famosos hombres de negro consultando y preguntando sobre las reacciones de la gente al jugar con Polybius. Convenientemente los jugadores siempre acababan por olvidar que habían jugado a la máquina, motivo por el que hoy en día cuesta tanto encontrar testigos.
De hecho existe un bar llamado 'Blue Diamond' que anteriormente era un salón recreativo del mismo nombre, donde se dice que fue el primer lugar donde se vio Polybius. Los actuales dueños están encantados con la idea; bueno, igual de encantados que estaríamos nosotros si nos llamasen desconocidos cada media hora para preguntarnos sobre una máquina de los ochenta capaz de borrar la memoria, dejarnos medio zombies y ponernos a servicio de vaya usted a saber qué organización secreta. La leyenda sobre Polybius experimentó un creciente interés tras la aparición de una de las máquinas en un capitulo de los Simpson donde Bart entra en un antiguo salón recreativo.
El juego parece ser que era -mejor dicho sería- un shooter vectorial, muy veloz y con algunos elementos de puzzle.  Pero la gente no se pone de acuerdo del todo, otros testimonios afirman que el juego eran puzzles vectoriales en 3D y con laberintos a lo Pac-man. Si hurgamos un poco en el origen de la leyenda, algunas fuentes declaran que no es más que una distorsión de una antigua noticia donde una beta de Tempest - arcade vectorial de Atari- habría creado mareos y algún problema de epilepsia foto sensitiva a cierto jugador. En cualquier caso, no son más que conjeturas. A principio del 2003 se armó un revuelo bastante importante por internet cuando ciertos sujetos afirmaron poseer la ROM del juego. Decían que la habían podido volcar de una máquina original -nunca contaron de donde salió exactamente- y que por seguridad decidían ponerla sólo en manos de algunos coleccionistas. La realidad es que sí corre alguna ROM por internet, pero es un fake confirmado y lo único que puede verse es la pantalla de presentación anunciando Polybius y el nombre de SinnesLoschen Inc. Pero pensándolo fríamente, si la encontramos  ¿a ver quién es el guapo de probarla? Todos los videos que corren por internet sobre el juego no dejan de ser obra de cierta gente tratando de divertirse o de perpetuar la leyenda, y verlos puede tener efectos nocivos -el mismo efecto que mirar durante 5 minutos videos con ruedas de colores dando vueltas-.
Hay quien dice que la culpa de que los Portland Trail Blazers escogieran a Sam Bowie en el draft de la NBA por delante de Michael Jordan debe ser de Polybius -en Portland estuvieron unos cuantos años acordándose de los directivos de los Trail Blazers-, pero no hagáis mucho caso, en nuestra opinión Polybius es una leyenda urbana de su tiempo, los ochenta. Una época donde los hombres de negro ocultaban naves extraterrestres; donde miembros de la CIA y del ejército norteamericano contactaban contigo si conseguías una de las puntuaciones más altas de Asteroids, Defender o Space invaders y donde el Área 51 podía investigarse en todas las series de televisión. Una época donde las teorías conspiratorias campaban por doquier.  Pero en un país donde una señora es capaz de denunciar a McDonald's por echarse ella misma por encima un café hirviendo al sentarse en su coche, es bastante extraño que nadie se quejara judicialmente de la maquinita. Aunque quizás lo del café también sea una leyenda urbana…