viernes, 28 de abril de 2017

Reflexiones de un friki: De especuladores, especulación, rentabilización, revalorización y sinvergüenzas varios.


ATENCIÓN:

Advierto desde el principio que, como sabéis los lectores habituales, en lo personal tiendo a ser bastante malhablado, y este articulo va a estar cargadito de bilis y mala leche. Al lío.

Veamos, como alguna vez he comentado, mi colección se forma ya de varios millares de miniaturas, dado que, por devenires de la vida que no vienen al caso, no tengo cargas familiares y puedo permitirme destinar lo que me viene en gana de mi sueldo a mis hobbys, por ende suelo estar siempre a la busqueda y captura de minis, mediando, peleándome, haciendo labores cuasi arqueológicas -que incluyen muchas veces viajes- de locales y comercios con remanentes, la vida del coleccionista que tiene la suerte de poder darse esos caprichos, vaya. El caso es que eso hace que me encuentre -mucho mas habitualmente de lo que me gustaría- con tipos que quieren hacerse ricos vendiendo elfos, al parecer, y cuya desfachatez roza la sinvergonzonería y la estulticia mas absoluta. Pero pasaré a esto mas tarde. En España, en lineas generales, hay un problema en la mentalidad general del mercado de segunda mano, digasé:

"Tengo esto que me costó X y le di su uso, ahora ya no y lo quiero vender, recuperando, como mínimo, el 80% de lo que pagué por el. ¡Soy un genio!"

No, tío, lo siento pero no. Hay muchos factores en torno a la compra de segunda mano, tales como su estado -el principal- lo buscado que este en el mercado, la cantidad de oferta, si se sigue fabricando o no, etc... Lo extrapolaré a nuestro mundillo, para entendernos todos. A principios de los 2000, como el "guarjamer" era la ostia te compraste, o te compraron, una de esas cajas de ocho minis, y tus pinturas y todo, que no falte de nada. Las pintaste, claro esta, con la habilidad de un niño que nunca ha pintado ninguna miniatura antes, generalmente de este palo:


Y llega el momento, años después, en el que tras algunas partidas en tu juventud -o en algunos casos ni eso, pues era "muy complicao"-  decides deshacerte de esas viejas minis que no te sirven para absolutamente nada, pero que alguien te ha comentado que el primo de un cuñao de un vecino se gasta una pasta en ellas. Miras cinco minutos por encima por Ebay -o no- y dices bueno... Ocho arqueros elfos... Quince años de antigüedad... Me costaron dos mil pesetas... ¡Y encima están pintados! Pues que coño, 20 euros es muy justo.

A ver... Como lo digo...

ME CAGO EN TU PUTA MADRE.

Aquí nadie piensa que esas miniaturas conllevarán un gasto en materiales de despintado y un tiempo en dejarlas medio decentes, pues estan pintadas como si a un mono deficiente le das un pincel, ni tampoco se piensa en el valor real de esas minis en el mercado -vease arqueros bretonianos de 5ª, lanceros AE de la misma, miniaturas de las que hay millones en la red y en su día casi que las regalaban con el pan-, solo se piensa en "yo ví a uno que las vendía a X y claro...". Y esto crea un circulo vicioso que se expande de forma preocupante en el mercado de segunda mano, por ejemplo Wallapop donde en un principio encontrabas cosas interesantes y ahora hay mucho subido a la parra. Ejemplifico: Hace poco me tope con un tipo que vendía un par de caballeros andantes bretonianos de 5ª. Como me faltan tres para acabar una cuña que tengo a medias le ofrecí 24 euros por ambos, que no olvidemos que costaban 1500 pts -0 995 en según que promociones- y encima llevaban una pegatina de haberlos comprado a 3x2. El figura pedía 50 por ambos, y me dijo que haciéndome un favor, me los dejaba en 47´50. Os podéis imaginar donde siguen esas minis. 
Y claro, eso que empezó como cuatro a los que nadie hacia caso, pues no olvidemos que antes, hamijos, el mercado de segunda mano estaba en las tiendas y locales del hobby, se fue extendiendo como una plaga de especuladores que creen que pueden pedir lo que quieran por una mini por el hecho de ser un poco mas rara de lo habitual. Y no hablamos de cosas "super" raras, en plan series ultra limitadas o unreleaseds, no... Miniaturas de Mercenarios, Kislev, Mordheim o juegos de especialista en general siembran el terror en el bolsillo del aficionado, generando a su vez que aparezcan clonadores  cuyas miniaturas en muchos casos te puede provocar cáncer de sida si las miras mas de medio segundo. 

Lo bueno de esto es que nos deja individuos entrañables que nos dan sus buenas risas, como este que apareció hace poco en un grupo de Facebook, al cual os invito a uniros a los comentarios de la comunidad sobre su inigualable visión financiera:


(Para los que no entren, uno que pide 120 euros por un Archaon a caballo)

O este figura, que ya avisa en el anuncio que muchas figuras estan directamente rotas, y pide el módico precio de 600 euros...


Así que que vamos a hacerle...

Desde aquí hamijos, os invito a no comprar a especuladores, pues solamente existen por que hay quien les baila el agua -por ejemplo el escándalo de NES mini ha sido un buen ejemplo- y que entre todos intentemos construir un mercado honrado de segunda mano en el hobby, que es lo que da vidilla, coñe. Como contrapunto, otro día prometo colgar una reflexión sobre compradores jetas -que también los hay, y muchos, y los he sufrido- similar a este. ¡Un saludo hamijos!

BONUS TRACK: