jueves, 12 de noviembre de 2015

H.G. Wells, genio, filosofo, escritor y.. ¡Wargamer!



Si bien es posible que, al hablar de wargames, uno primero piense en las franquicias de mesa como Warhammer, el universo de jugar con soldados en miniatura (digitales o físicos) tiene una larga y rica historia. De hecho, entre otros, uno de los principales benefactores del hobby y a quien mas le tenemos que agradecer es al mismísimo H. G. Wells. Si, habéis leído bien. El icono de la ciencia ficción Inglés publicó en 1911 "Floor Games", y en 1913, el mas avanzado y profundo 'Little Wars', un manual maravilloso y revolucionario para los juegos de batallas en mesa. 


Como el primer manual popular para juegos de guerra del cual somos conscientes, 'Little Wars' sería un hito interesante independientemente de su contenido.
Ademas de ser delicia de lectura - disponible en línea y en varias ediciones posteriores - que también revela el pacifismo en el corazón de pensamientos Wells 'en la guerra, en cierto sentido,  marca el comienzo de un tiempo pasado que daría lugar, con el tiempo, más o menos directamente a  Warhammer, Hordes, Total War, X-Com, Age of Empires e incluso Angry Birds. Su título completo es "Little Wars: un juego para muchachos de doce años a ciento cincuenta y para ese tipo de chicas a las que le gustan los juegos y libros de muchachos". En su visión, el libro expone la guerra como un asunto bastante gentil, una de las cargas de caballería, infantería y artillería movimientos relampago,  en contraste con el horror de la guerra de trincheras que arruinaba Europa poco después de su publicación.




Como idea, el juego es un asunto relativamente simple. Wells describe cómo el juego fue desarrollado por el y su amigo Jerome K. Jerome, mientras que disparaban a los soldados de juguete con un pequeño cañón después de una noche en la que cenaron juntos. El resultado final fue un juego con reglas para el despliegue, combate, el movimiento y los objetivos que él describe en su totalidad a lo largo del libro. La mecánica central se basa en normas sencillas de enfrentamiento, por ejemplo al principio Wells habla de comenzar con un elemento de cara o cruz, pero el corazón del proyecto es sin duda la prosa de Wells, que es entusiasta y alegre de una manera que no podría uno esperar de un libro de más de un siglo de antigüedad, de hecho en uno de los memorables pasajes, describe cómo "mucho mejor es esta miniatura amable [guerra] que la cosa real, este es un remedio homeopático para el estratega imaginativo. Aquí está la premeditación, la emoción, la tensión de la acumulación de la victoria o de desastre y no hay cuerpos destrozados ni sanguinarios, ni edificios destruidos ni partes de los países devastados, sin mezquinas crueldades, sin ninguno de aquellos angustiosos momentos de horrible y universal amargura, que el trae el retraso tedioso o la vergüenza para todo lo amable, en negrita, dulce, y encantador, y que nosotros, que somos lo suficientemente viejos como para recordar una verdadera guerra moderna sabemos lo que es la realidad de la beligerancia."



Y así sigue, describiendo reglas de expansión, escenarios de ejemplo y mecánicas detalladas del juego. Pero detrás de todo eso es algo más simple - la alegría de los juegos, y la ficción, en un mundo de diseño de la violencia imaginativa para emitir luz, no oscuridad, en la realidad de la guerra. Así que ya veis, una de las mejores plumas  de la Ciencia-Ficción de la historia, autor, entre otros, de "La maquina del tiempo" o "La Guerra de los Mundos", también era un apasionado del hobby, y benefactor y pionero del mismo. Menuda historia para contar a los amigos. Espero que os haya gustado este pequeño homenaje, un saludo a todos.